Esencias de invierno
Esencias para cuidarse en invierno
10 enero, 2018
Cinco aromas para una velada de San Valentín perfecta
7 febrero, 2018
Mostrar todo

Aprende a cuidar tu piel en invierno

Aprende a cuidar tu piel en invierno

Mucha gente piensa que el sol es el gran enemigo de la piel, por ello en verano es más frecuente ver a la gente preocupándose y cuidando de este órgano.  Al llegar el invierno, como no es la estación del sol y del peligro, la gente se despreocupa y descuida los cuidados, cometiendo un grave error. Esta época del año también tiene muchos factores ambientales que pueden afectar a nuestra dermis.

El frío, el viento y los cambios bruscos de temperatura van deteriorando nuestra piel provocando trastornos en ella. Estos factores climatológicos hacen que la dermis se deshidrate por lo que empieza a aparecer sequedad, descamación y falta de brillo. Además estos elementos ambientales pueden provocar envejecimiento precoz.

Desde Ecohappy no queremos que nada de esto te ocurra por ello te vamos a dar unas pautas a seguir para poder lucir una piel espléndida en invierno a pesar de las adversidades meteorológicas.

Utiliza prendas abrigadas

Puede parecer un consejo bastante obvio, pero a lo que nos referimos con esto es que intentes abrigar todos las partes de tu cuerpo posibles. Utiliza guantes, cubre tu cabeza con gorros y utiliza bufandas que cubran la mayor parte del rostro posible. Con esto evitarás que el viento helado y las bajas temperaturas hagan que tu piel sufra.

Dúchate con agua templada

Si sales a la calle en invierno y entras en casa con frío lo que más apetece en darse un baño con agua calentita, algo que es un error. Lo que haces al exponer tu piel fría bajo el agua caliente es sufrir y comienza a deshidratarse, por lo que lo mejor es darse duchas de agua templada, con la que entrarás en calor poco a poco sin estropear tu piel.

Hidrata la piel a diario

La piel tiende a resecarse, y más en invierno con el frío y los cambios de temperatura,  por eso, es importante mantenerla hidratada. Para conseguirlo debemos usar de forma diaria body milks, leches corporales y aceites de baño que le proporcionarán a la piel la hidratación necesaria para que luzca perfecta. Las personas que tengan la piel más delicada y seca, pueden utilizar para hidratarla los aceites de tratamiento como son el aceite puro de argán, aceite de almendras dulces o el aceite de rosa de mosqueta.

Además, es recomendable mantener un grado adecuado de humedad en las casas y oficinas ya que la calefacción reseca mucho el ambiente y en consecuencia la piel, convirtiéndola en más vulnerable. Por ello es buena idea contrarrestar esta sequedad con humidificadores.

Lleva una dieta equilibrada

Pero para cuidar la piel, no vale sólo hacerlo por fuera.  Es necesario que lleves una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, legumbres, cereales y hortalizas e incluir alimentos con vitamina C que nos aporten todo lo necesarios para paliar los daños sobre la piel y mejorarar nuestros mecanismos de defensa naturales. Además no hay que olvidar beber mucha agua, para no perder, entre otras cosas,  la elasticidad de la piel.

Haz deporte

Sí, el ejercicio físico también viene bien para mejorar la piel. Cada vez que haces deporte, además de activar todo tu cuerpo consigues que la piel se oxigene, es decir, que la piel se regenere de una forma mucho más sencilla y natural. Además la realización de ejercicio hace que la piel se vea más firme, elástica y tonificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *