Di ¡SÍ! a la cosmética para bebés
28 junio, 2017
Sesión de peluquería para tu perro sin salir de casa
20 julio, 2017
Mostrar todo

Aromaterapia: qué es y cuáles son sus beneficios

El culto al cuerpo y la mente es una tendencia cada vez más extendida en nuestra sociedad. Las prisas, el estrés y la falta de tiempo para uno mismo dominan nuestros días, y la práctica de rituales que ayudan a evadirse del mundo o las terapias homeopáticas proliferan con más frecuencia en nuestro entorno, siendo un ejemplo de ello, la aromaterapia.

El poder de los aromas es la base de esta práctica, considerada el lenguaje del alma. La aromaterapia es un tratamiento terapéutico que se centra en el uso de aceites naturales o esenciales extraídos de las plantas, flores, hierbas y árboles. Para su práctica, se utilizan los diferentes aromas que aportan estos vegetales con el objetivo de alcanzar el bienestar físico y emocional, a través de la inhalación o aplicación de dichos aceites esenciales.

Esta técnica terapéutica suele emplearse junto a otras disciplinas para aportar un enfoque más holístico del tratamiento o para ayudar a la medicina moderna. Ésta no sustituye a la medicina tradicional, sino que la acompaña para que sus efectos se noten más rápido y sean más duraderos, ya que trabaja directamente con las emociones, aprovechando el poder que tienen los aromas a la hora de relajar el cuerpo y llenarlo de energía.

Beneficios de la aromaterapia

A través del sentido del olfato y del tacto se pueden sentir los beneficios de la aromaterapia. Son muchas las investigaciones que demuestran que las personas responden a los olores a un nivel emocional superior que a través de cualquier otro sentido. Por eso, algunos aceites esenciales tienen la capacidad de transformar y equilibrar nuestras emociones, reduciendo la ansiedad, la depresión o la fatiga mental.

Bergamota, jengibre, pomelo, lavanda, limón o el sándalo, son algunas de las plantas que en su interior contienen aceites esenciales con propiedades muy beneficiosas para el cuerpo humano. Algunos de ellos actúan como estimulante, energizante, equilibrantes o antiestresantes. Además, mejoran la circulación, reducen el agotamiento y alivian la tensión muscular.

Tipos de aromaterapia

Aromaterapia por inhalación

Este es el método más básico en la práctica de la aromaterapia. Consiste en verter sobre el agua unas gotas de aceites esenciales, para que, una vez mezcladas, se esparzan a través de difusores, bumizadores o por el vapor. Sobre todo, se recomienda la aromaterapia por inhalación a aquellas personas que sufren algún problema respiratorio.

Aromaterapia por masaje

En este caso, hay que aplicar unas gotas de aceites esenciales sobre una loción o agua, para posteriormente repartirlo sobre la piel realizando un masaje. Este líquido es recomendable que se vierta directamente sobre la zona afectada para que el tratamiento sea más efectivo. Es un método ideal para tratar contracturas y otras dolencias musculares.

Aromaterapia durante el baño

Consiste en llenar la bañera con agua caliente y verter unas gotas de aceites esenciales. Es una práctica muy sencilla y con unos resultados extraordinarios, sobre todo para aquellas personas que tienen problemas en la circulación de la piel y quieran reactivar su mecanismo mientras disfrutan de un baño relajante.

¿En qué consiste una sesión de aromaterapia?

En primer lugar, el especialista se encarga de realizar un estudio con el fin de determinar el estado de la salud del paciente, para aplicar el tipo de terapia necesaria. En dicho estudio evalúa los problemas físicos, las enfermedades o dolencias que pueda tener, para así orientar la sesión y elegir los aceites esenciales adecuados.

Durante una sesión de aromaterapia, el paciente debe permanecer concentrado en sus emociones, en el aroma que impregna la sala, la música de ambiente y el masaje que le estén realizando. El objetivo es relajarse y buscar el equilibrio dentro de uno mismo inspirándose en los aromas y en las emociones que estos evocan en la mente.

La sesión puede llegar a durar entre 30 minutos y una hora y media, dependiendo de la parte del cuerpo a tratar. Probablemente, tenga que realizarse más sesiones, ya que los resultados comienzan a notarse paulatinamente hasta que desaparecen por completo.

 

Los aceites esenciales utilizados en la aromaterapia son extraídos de distintas partes de la planta, los cuales se pueden utilizar para aplicarlos en masajes, momentos relax de baños o difundiéndolos en el ambiente. Entra en nuestra tienda de Ecohappy y descubre nuestros productos de ambientación, cosmética y baño repletos de aromas y propiedades que te ayudaran a equilibrar tu cuerpo y mente. Renueva el aire de tu hogar con mikados o brumificadores o descubre en tu piel nuevos aromas con nuestra línea de aceite de masaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *