Ritual de baño relajante en 6 sencillos pasos
9 junio, 2017
Aromaterapia: qué es y cuáles son sus beneficios
7 julio, 2017
Mostrar todo

Di ¡SÍ! a la cosmética para bebés

¿Sabías que la piel de los bebés es cinco veces más fina que la de un adulto? Todos obviamos la respuesta a esta pregunta, pero en ocasiones se nos olvida y utilizamos productos que pueden dañar su dermis. La hidratación de la piel no entiende de edades y es fundamental que desde pequeños se acostumbren a recibir cremita al menos una vez al día, especialmente si tienen piel atópica o sensible. La apuesta más segura es apostar por una cosmética que contenga fórmulas que protejan y nutran su piel, aislándola frente a agresiones externas.

La piel de los niños es muy sensible y para garantizar su protección es necesario utilizar cosméticos con fórmulas simples que se adapten a su pH neutro. Este manto ácido se forma lentamente durante sus primeros meses de vida, por lo que es recomendable que utilices productos que contengan propiedades protectoras, para evitar irritar su piel y perjudicar su salud.

Aplicar productos cosméticos a los niños estimula la capacidad auto regeneradora de su piel, devolviéndola su equilibrio natural, fortaleciendo y mejorando sus funciones. Los productos que apliques deben estar dotados de la más alta calidad, con el objetivo de reducir al mínimo el riesgo de reacciones alérgicas y que sean aptas para aquellos pequeños con piel sensible y atópica.

Ritual de higiene para tu bebé

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y hasta el 70% de las sustancias aplicadas en su dermis pueden acabar en la sangre, ya que el organismo absorbe la mayoría de las sustancias que nos aplicamos en la piel. Por lo tanto, es recomendable evitar productos con componentes químicos que puedan irritar su piel o provoquen reacciones alérgicas.

En ocasiones, nos obstinamos en bañar al bebé en exceso y esto puede acabar dañando su dermis. En la mayoría de los casos la culpa la tienen los productos que se utilizan para su baño e hidratación. Los jabones suelen resecar mucho la piel, por lo que es conveniente no abusar de estos y utilizar aquellos que la suavicen y la nutran.

Tras el baño, es muy importante secar la piel antes de hidratarla, prestando especial atención al área que cubre el pañal. La crema que utilices deber ser libre de parafinas u otros derivados del petróleo que puedan taponar los poros de la piel del bebé y dañar su salud. Lo ideal es aplicar a tu bebé productos que se integren fácilmente a los procesos de su metabolismo y aporte hidratación a las capas más profundas de su piel.

 

En Ecohappy recomendamos que establezcas un ritual de higiene para tu bebé en el que los productos que utilices sean aptos para su piel. Estos es conveniente que combinen extractos vegetales con limpiadores suaves, que contribuyan a reforzar su protección natural y garanticen una piel sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *