4 tips para saber si tus hidratantes están caducadas
30 mayo, 2017
Ritual de baño relajante en 6 sencillos pasos
9 junio, 2017
Mostrar todo

7 pautas para garantizar la higiene de tu perro en casa

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, por eso está en tus manos cuidarle lo mejor posible y devolverle ese amor incondicional que tu perrete deposita en ti. Estos simpáticos caninos transmiten una fidelidad desinteresadas sobre nosotros y te corresponde a ti fortalecer vuestra amistad proporcionándole la mejor de las atenciones. Convivir bajo el mismo techo será vuestra prueba de fuego, lo que exige un nivel de responsabilidad muy alto por tu parte. Para empezar, es necesario que marques unas pautas de comportamiento y  establezcas una rutina de higiene que garantice una convivencia cívica y saludable, para que la paz reine en vuestro hogar.

Tener un perro en casa exige un compromiso estricto con su cuidado, sobre todo en lo relacionado con su aseo e higiene. Este es uno de los aspectos más importantes dentro de la convivencia con tu mascota, ya que si lo descuidas podría provocar problemas tanto en la salud del animal como en la de los miembros de la casa.

La higiene del perro es muy importante para prevenir la aparición de enfermedades y protegerle de la incursión de agentes externos. Mantenerle limpio es sencillo, si le dedicas el tiempo y la atención necesaria. Por lo tanto, si quieres que tu perro se convierta en tu mejor compañero de piso y vuestra convivencia sea idílica, toma nota de las siguientes pautas de higiene a seguir para garantizar una bonita amistad. 

  1. Dale su propio espacio

Los perros necesitan su propio espacio para dormir, comer y hacer sus necesidades. Aconsejamos que su cama sea de materiales fáciles de lavar y en el que los ácaros o polvo no se acumulen con facilidad, de este modo la limpieza de su espacio será más cómoda y la acumulación de agentes externos será menor.

  1. Cepilla su pelo

Acostumbra a tu mascota a cepillarle el pelo varias veces a la semana, en especial a los que tienen el pelo largo. La formación de enredos es muy frecuente en los perros con este tipo de pelaje y si lo dejas pasar la acumulación puede generarle problemas en la piel y dolores a la hora de intentarla desenredárselos. 

  1. Cuida su higiene dental

La higiene dental del perro necesita una especial atención, para garantizar su calidad de vida. Para asegurar su salud, es recomendable que evite la ingesta de alimentos excesivamente duros que puedan astillarle los dientes o provocar la pérdida de sus incisivos. Una correcta limpieza prevendrá la acumulación de sarro y el desarrollo de enfermedades en la encía y lengua.

  1. Presta atención a sus oídos, ojos y uñas

Es importante mantener sus uñas cortas, ya que cuando crecen demasiado suelen entorpecer los movimientos del perro o encarnarse en sus garras. Además, debes revisar sus oídos al menos una vez a la semana y si notamos que están sucios, hay que limpiarlos con una gasa enrollada al dedo índice, para así poder eliminar la cera de las paredes de los conductos auditivos. En cuanto a los ojos, límpialos a diario con una gasa húmeda que le quite las legañas que produzca durante el día.

  1. Baña a tu perro dos veces al mes

Los perros no necesitan baños con tanta frecuencia como las personas, por eso es suficiente con hacerlo una vez cada dos semanas, aunque si huele mal puedes bañarle más veces de las recomendadas. Prepárale un baño de agua tibia, a una temperatura media de unos 39ºC, y utiliza un champú suave y natural, para que no irrite su piel. Para que este momento no se convierta en una odisea, es recomendable que le acostumbres desde cachorro a meterse en el agua con regularidad, así la experiencia será menos traumática.

  1. Mantén a tu perro seco

Es muy importante secar a tu perro, para evitar que contraiga alergias, infecciones, dermatitis y otras clases de enfermedades. Por eso, debes secarlo bien después del baño o si se moja con la lluvia durante su paseo. En caso de que el perro haya estado nadando en la piscina, es aconsejable lavarle con agua para quitarle el cloro y después secarlo.

  1. Perfuma a tu perro

Remata la este ritual de higiene con un perfume para perros. Puedes optar por el perfume Baby Dog Ecohappy, un complemento que se hará indispensable entre sus accesorios. Su aroma suave y fresco de larga duración acaba con los malos olores y consigue que tu mascota desprenda un olor agradable. Para conseguir una efectividad óptima es conveniente que apliques el producto sobre el pelo seco y a unos 30 centímetros de distancia.

La higiene completa de un perro requiere hábitos rutinarios de aseo, como son el baño, el cepillado y la limpieza de sus dientes, ojos y oídos. Esto asegura tanto la salud del perro como la de las personas que conviven con él. En Ecohappy hemos desarrollado esta guía de consejos para hacer que vuestra convivencia sea idónea y duradera ¡Mima a tu amigo más fiel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *