Aromaterapia: qué es y cuáles son sus beneficios
7 julio, 2017
5 consejos postvacacionales para tu piel
11 septiembre, 2017
Mostrar todo

Sesión de peluquería para tu perro sin salir de casa

Con la llegada del verano, los paseos con nuestros caninos son más largos y divertidos. Estos aprovechan cualquier descuido nuestro para bañarse en el primer estanque de agua que ven y buscan refrescarse a toda costa ante las altas temperaturas de esta época del año. Es por esto que tienden a ensuciarse más, siendo conveniente someterlos a una adecuada sesión de peluquería con más frecuencia de lo habitual, por eso en Ecohappy nos hemos propuesto ayudarte en este ritual sin salir de casa.

Una rutina adecuada del cepillado es la clave para retrasar el baño de tu canino y mantenerlo limpio durante más tiempo. En ocasiones se nos hace imposible hacer un hueco para llevarlo a la peluquería y lo vamos dejando pasar hasta que se convierte en una enorme bola de pelo y nudos que pueden llegar a ser muy molestos para tu mascota.

En Ecohappy queremos compartir contigo una serie de trucos básicos y fáciles de higiene a seguir en casa para que tu perro luzca una melena limpia y suave, del nivel de cualquier servicio de peluquería profesional. Eso sí, antes de comenzar, hazte con el material necesario: champú, peine, toalla del tamaño del perro, secador y perfume.

¡Manos a la obra!

Elige el lugar adecuado

Antes de comenzar tu ritual, busca un lugar de la casa que sea amplio, cómodo y que puedas mojar sin problema. Las bañeras suelen ser los lugares más confortables para bañar a tu perro sin que se ensucie todo lo que hay alrededor. Si tienes jardín, puedes optar por bañarlo ahí ahora que las temperaturas son agradables y así aprovechar para remojándote tú también.

Cepíllale antes de mojarlo

Es muy importante que cepilles a tu perro antes de bañarlo, ya que así eliminarás el pelo muerto y podrás deshacer los posibles enredos con más facilidad. Es recomendable cepillar al perro todos los días, para ayudarle a mudar el pelo que  se cae con más frecuencia durante esta época del año. Así evitarás la formación de nudos que se vuelven inaccesibles cuando el pelo está mojado.

Escoge un champú adecuado a su pelaje y piel

Es muy importante que elijas el champú adecuado al pelaje y piel de tu mascota, para evitar dañar su dermis y conseguir un pelo limpio y suave. Procura no aplicarle el mismo champú que utilizas tú u otro elaborado exclusivamente para personas, ya que su composición podría ocasionar el resultado contrario al esperado. Por eso, debes bañarle con un champú para perros, ya que estos se adaptan a sus necesidades, proporcionando un pelo sano y brillante.

Tapa sus oídos

Antes de comenzar el baño, introduce unos algodoncitos en sus oídos, para que no le entre agua y evitar posibles infecciones u otitis. No es peligroso si se hace con cuidado y sin meterlo muy adentro, solo hay que tapar un poquito el canal auditivo, para no dejar paso al agua.

Báñale con agua tibia

La temperatura del agua no debe ser ni muy fría ni muy caliente, ésta debe ser tibia o más bien tirando a fría. El agua que no nosotros utilizamos para bañarnos suele encontrarse entre los 36 y 40 grados. Esta temperatura es demasiado caliente para nuestros caninos, por lo que debe estar más fría a la que sueles utilizar.

Patas, cabeza y cuerpo

En este orden, comienza enjabonando sus patas. Presta especial atención a esta zona, ya que al estar en contacto permanente con el suelo, suele ser la parte de su cuerpo más sucia. Luego moja y lava su cabeza y continúa frotando por todo el cuerpo, con cuidado de que el jabón no entre en contacto con los ojos. Finaliza aclarando bien todo su cuerpo, empezando por la cabeza hasta la cola, eliminando cualquier resto de jabón.

Momento secador

Probablemente este sea el momento más temido y odiado por todos los peludos. Lo primero que debes hacer es secarlo con una toalla lo máximo posible, así el tiempo que tengas que utilizar el secador será menor. Si resulta muy traumático, puedes utilizar uno específico para perros que hacen menos ruido y el aire no sale tan caliente. Aprovechando esta época del año, puedes secarlo al aire libre y si hace frío, puedes optar por ponerle un calefactor a una distancia prudente de su cama.

Seca su pelo de abajo hacia arriba, es decir, desde la raíz hasta las puntas, ya que, en las razas de pelo largo y abundante, puede parecer que lo tiene seco por fuera, pero pon dentro puede seguir húmedo, dando lugar a irritaciones en la piel y resfriados. En el caso de perros que tienen la piel plegada, es necesario prestar atención a esas zonas y secarlas bien para evitar irritaciones. Además, no hay que olvidar secar las almohadillas de sus pies, para frenar la aparición de hongos.

Un toque de perfume y ¡LISTO!

Termina la sesión de peluquería canina, vertiendo unas gotas de perfume en su pelo y esparciéndolas a través del cepillado. Comienza por la cabeza y baja por el lomo, para terminar en las patas y la cola, hasta que el producto quede repartido uniformemente. En Ecohappy contamos con aromas frescos y de larga duración. Encuentra en nuestra tienda online el que mejor se adapte a las características del pelo de tu canino.

 

Tener una mascota es mucho más que darle mimitos y caricias. Requiere una responsabilidad y una atención higiénica constante. Si has llegado hasta aquí, seguramente te hayas dado cuenta de que ha sido mucho más sencillo de lo que esperabas. Ten en cuenta que cepillar con frecuencia a tu perro facilitará la próxima sesión de peluquería. Seguro que después de este ritual no podrás dejar de acariciar y achuchar a tu suave perrito y ahora ¡A disfrutar del verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *